En este momento estás viendo Golpes de calor en perros

Golpes de calor en perros

¿Qué es un golpe de calor?

¿Cómo lo identifico?

¿Cuáles son sus consecuencias?

¿Cómo lo evito?

¿Cómo actuar si detecto que mi perro está sufriendo un golpe de calor?

Te lo cuento todo en este artículo

Exponer a nuestro perro a las altas temperaturas puede ser muy peligroso, por ello es muy importante saber identificar cuándo nuestros animales están sufriendo un golpe de calor.

En condiciones normales la temperatura media de un perro es de 38ºC – 39ºC. Durante un golpe de calor su temperatura puede alcanzar los 42ºC, y esto podría provocar en el animal daños temporales, permanentes, incluso si no actuamos de forma muy rápida la muerte. Un golpe de calor o hipertermia es tan peligroso porque incluso puede dejar secuelas que pueden tardar días o semanas en remitir.

Un golpe de calor puede provocar en nuestro perro hemorragias, acidosis metabólica, edema cerebral y problemas respiratorios, neurológicos y vasculares, pero además puede provocar otros daños secundarios asociados como problemas renales, vasculares, hepáticos, neurológicos y cardiacos, así como infecciones sistémicas que pueden afectar a diferentes órganos.

Los perros no transpiran, o por decirlo de una forma coloquial, no sudan y sólo pueden eliminar el calor a través de 3 mecanismos:

  • El jadeo. Es la respiración rápida que observamos en nuestros perros con la que tratan de enfriar su temperatura corporal, aunque el enfriamiento que conseguirá jadeando sólo durará un corto periodo de tiempo, por lo que hay que tener cuidado con esto, ya que al jadear nuestro perro también está perdiendo agua por su boca, y es por ello por lo que debemos estar atentos y procurar que tengan siempre agua a su disposición, y si esto no es posible, ofrecérsela inmediatamente si le vemos jadear un intervalo largo de tiempo.
  • A través del sudor, aunque los perros sólo sudan por las almohadillas de sus pies al contacto con superficies frías.
  • Las zonas donde nuestro compañero tiene menos cantidad pelo son zonas por las que les resulta más fácil eliminar el calor de su cuerpo, por ejemplo las axilas o el abdomen.

Podemos intentar minimizar el riesgo de hipertermia prestando atención a una serie de cosas, como por ejemplo, evitar salir con él a las horas en las que la temperatura del exterior es más elevada, procurar que siempre tenga agua limpia y fresca a su disposición, buscar las horas más frescas del día para alimentarle o incluso hacer esto por la noche ya que una mala digestión puede propiciar las condiciones para que nuestro perro sufra una hipertermia, observar la humedad ambiental porque un ambiente húmedo hará más difícil su respiración y la eliminación de vapor de agua de su cuerpo, si nuestro perro hace vida en un patio o balcón tener en cuenta que si el suelo es de cemento o cualquier otro material que retiene mucho el calor este alcanzará temperaturas mucho más elevadas que si el suelo es de césped y que además necesitará un espacio donde haya sombra donde refugiarse, no dejarle nunca en espacios reducidos y mucho menos sin ventilación como puede ser el coche o una habitación pequeña. No dejes a tu perro atado, ya que si intenta alcanzar el agua o resguardarse en una sombra donde no alcance puede quedar atrapado y estrangularse con la correa.

Los primeros síntomas que presenta un perro que está sufriendo un golpe de calor son:

  • Respiración rápida y forzada.
  • Elevación de su temperatura por encima de los 41ºC, aunque una vez alcance los 39ºC ya debemos estar alerta.
  • Vómitos.
  • Babeo excesivo.
  • Dificultad para moverse y/o tambaleo al caminar, incluso desorientación, pérdida de consciencia o desmayo.
  • Su lengua y mucosas se tornan de un color azulado y sus encías pueden volverse de un rojo oscuro.

Existen diferentes características y factores que hacen que algunos perros sean más vulnerables o susceptibles de sufrir estas hipertermias:

  • Cachorros y ancianos.
  • Perros de gran tamaño o con obesidad.
  • Animales de pelaje oscuro.
  • Perros con afecciones cardiacas y/o respiratorias.
  • Perros braquicéfalos como son los bulldogs, carlinos, pekineses,…, que generalmente presentan de por sí dificultad para respirar por su condición de perros «chatos».
  • Un perro agitado o excitado durante las horas de calor intenso es más propenso a sufrir uno de estos episodios, por lo que es importante mantenerle tranquilo en estas horas y, por supuesto dejar el ejercicio para momentos en los que no haga mucha calor ni esté muy nervioso.
  • Perros recién comidos, por esto es mejor darles de comer a primera hora de la mañana antes de que apriete el calor o por la noche cuando las temperaturas son más amables.
  • Si tu perro se está medicando consulta a tu veterinario, ya que algunos medicamentos pueden favorecer que se den estos golpes de calor e incluso agravar sus síntomas.

Si detectas que tu perro sufre un golpe de calor es importante que mantengas la calma para poder actuar de forma rápida y beneficiosa para el animal. Llama rápidamente a tu veterinario para poner en su conocimiento lo que está pasando y que él pueda darte las indicaciones más adecuadas, ya que aunque es importante bajar su temperatura corporal si lo hacemos de forma drástica y repentina en lugar de hacerlo gradualmente podemos causar aún más daño en el animal o incluso su muerte.

No le des de beber mucha agua de golpe ni que esta esté demasiado fría, mejor a pequeños sorbos y a temperatura ambiente, tampoco le cubras, le bañes ni le apliques hielo. Puedes humedecer un poco sus axilas y su abdomen con agua que bajo ningún concepto debe ser fría, siempre a temperatura ambiente o si no dispones de ella moja tus manos y después de frotarlas para atemperar ese agua es cuando podrías humedecer al perro (recuerda que antes hablamos que esas zonas menos peludas son por donde menos les cuesta eliminar su calor corporal). El agua que ofrezcas a tu perro, ya sea para beber o refrescarlo es muy importante que no sea ni fría ni caliente.

Y recuerda que los efectos derivados de un golpe de calor pueden ser temporales, permanentes o causar la muerte del animal, por lo que debes acudir inmediatamente a tu veterinario si detectas estos síntomas o incluso si has detectado el episodio y has logrado actuar y controlar la situación, puesto que los daños asociados a estos episodios pueden ser fatales y haber dejado afecciones en algún órgano, por lo que es de vital importancia que el veterinario le realice un chequeo y compruebe que no haya quedado ninguna secuela visible o enmascarada.

Resumen
Golpes de calor en perros
Nombre del artículo
Golpes de calor en perros
Descripción
Cómo detectar y evitar los golpes de calor en nuestro perro y qué hacer si detectamos que está sufriendo de hipertermia
Autor
Si te gusta comparte en ...

admin

Hola soy, Leticia Hernández y Soy fotógrafa de animales especializada en perros y gatos

Deja una respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Leticia Hernández Gavira.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hostalia que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.